agencia marketing digital
Please follow and like us:
Facebook
Twitter
LinkedIn

Emprender en el campo del desarrollo web y obtener éxito en ello es uno de los principales retos a los que nos enfrentamos cuando decidimos desarrollar nuestro negocio o marca. Es común plantearse grandes expectativas para nuestra página web, sin embargo, al ser principiantes en materia del diseño web, existe la duda: ¿Seremos capaces de cumplirlas?

Hay una gran cantidad de factores que determinan el funcionamiento óptimo de nuestra página; y habiendo tantos requisitos que cubrir para hacer nuestra página un negocio rentable ¿Qué es mejor? ¿Hacerlo nosotros mismos o contratar a un diseñador?

Todo se reduce al dinero.

Reducir costos es la meta de todo emprendedor, porque admitámoslo, comenzar un negocio no nos sale barato. ¿Para qué contratar a un profesional si podemos hacerlo nosotros mismos por mucho menos?

La respuesta del profesional es muy sencilla: Cuando tienes una gotera en casa ¿llamas a un profesional o te pones a arreglarlo tú mismo?

Recuerda que a veces lo barato, nos sale caro. Todo se reduce a costos.

Implicaciones.

Independientemente del dinero, debes conocer lo que implica diseñar una página web. Por lo general requiere:

  • Conocimientos en diseño para diseñar la interfaz y estructura de la web
  • Experiencia en programación de websites para maquetar ese diseño de la forma más eficiente.
  • Conocimientos en marketing SEO y copywriting, para redactar y optimizar los textos de la web.
  • Fotos reales y profesionales de nuestra marca, productos o servicios.

Si bien podemos manejar algunas de estas habilidades, o al menos aprenderlas, en otras cojeamos. Pero no hay de qué preocuparse, no todo está perdido.

Do it yourself.

Hoy  en día existen miles de opciones para la compra y configuración de dominios para tu marca o empresa. Instalar un WordPress y configurar una plantilla de turno toma tan solo unos minutos. Una página web puede ser tan sencillo como eso.

Sin embargo, si quieres que tu web sea atractiva, rentable y rápida debes tener en cuenta que no solo basta una plantilla.

Si tienes planes de arrojarte a la ardua tarea de desarrollar tu página web por ti mismo, ten en cuenta el formarte. Si no deseas gastar dinero en un profesional, ¡Invierte dinero en ti! Como recompensa:

  • Ahorrarás dinero.
  • Te familiarizas con la interfaz de la web desde el comienzo.
  • Aprendes cosas que antes no sabías hacer.
  • “Vale más hacerlo que mandarlo”: evitas discusiones con alguno de los desarrolladores para que haga exactamente lo que tú quieres.

Pero recuerda que no en todas las tareas nos desarrollaremos como unos expertos, bien sea en la parte del marketing o del rendimiento web, en algunos temas más vale delegar responsabilidades.

Recurriendo a los profesionales

Cuando no se reduce a dinero se reduce a tiempo, de ahí muchas veces la necesidad de recurrir a profesionales.  ¿Para qué jalarse de los cabellos durante meses cuando podemos tener una página web profesional y bien optimizada en tan solo 3 semanas? Podemos hacer:

  • Que cargue en tiempos razonables.
  • Que sea visualmente correcta.
  • Que tenga textos bien trabajados.
  • Que esté optimizada para posicionar en buscadores.
  • Que esté bien pensada a nivel de marketing.

En menos tiempo y con menos preocupaciones. No solo posicionamos nuestra marca desde el inicio, sino que además obtenemos ciertos beneficios:

  • Te realizaran tu sitio web en menos tiempo del que tardarás tú, de esa forma podrás enfocarte en lo que realmente te desenvuelves.
  • El resultado será mejor que si la diseñas tú:
    • Uso de colores.
    • Elección de tipografías.
    • Uso de las imágenes.
    • Organización y maquetación.
  • Optimizarán todo tu website para que la velocidad de carga sea óptima.
  • Prepararán todas tus páginas y entradas a nivel SEO, posicionándote en los primeros lugares en los motores de búsqueda.
  • No tendrás que preocuparte de los problemas técnicos.
  • En caso de que tengas algún problema con tu web, podrás aprovechar el soporte que te dé el diseñador tras entregarte la página.

Suena tentador, ¿No?

El perfil.

Pero alto ahí, no solo te lances a contratar a la primera persona que se te ofrezca, pues cada aspecto de la pagina requiere un tipo diferente de habilidad y destreza que, como todo en esta vida, algunos la desarrollan mejor, y otros peor.

Así pues, lo ideal sería contar con un equipo de profesionales para el desarrollo de tu página: Un diseñador gráfico que diseñe tu web, un programador que la vuelva realidad, un copywriter que redacte tus textos y tenga conocimientos de SEO, y un especialista en marketing.

  • El diseñador.

Por lo general, te ofrecerá un diseño de la colección de WordPress o uno totalmente personalizado, cuya última opción suele costar un montón. Por tanto, cuentas claras primero. Si sospechas que te ofrece un tema propio por un precio bajo, comprueba qué tema tiene instalado la web con: WordPress Theme Detector.

  • El programador.

Lo ideal es que sepa manejar códigos HTML y CSS como mínimo, si además maneja PHP y Javascript es el candidato perfecto para desarrollar tu sitio web.

  • El Copywriter.

Debe saber manejar SEO para ayudarte a llevar tu página a los principales resultados del motor de búsqueda. Debe hacer buen uso de títulos, del meta título, la meta descripción, de las palabras clave (keywords), del slug y otros aspectos. Cuelga decir que es imposible tu página se posicione en los primeros lugares siendo totalmente nueva. Empezarás a notar resultados, con suerte, al año de lanzar tu web, y eso solo con trabajo diario y esfuerzo.

  • El especialista en marketing.

Debe hacer valer herramientas como Google Analytics para desarrollar y orientar tú página web, llevar a cabo campañas efectivas en redes sociales y elaborar estrategias que te permitan crecer como marca o negocio.

Reflexiones

Todo se basa en tres simples obstáculos: el dinero, el tiempo y la destreza.

Si bien puedes escatimar en gastos y no desesperar por el lanzamiento de tu website ¿Tienes las habilidades para llevar a cabo tu proyecto?

Si sabes cómo resolver los problemas que te surjan en el camino, pues adelante, sino una mano amiga no viene mal.

Si decides invertir, invierte en formarte. La mejor opción es comenzar desde abajo, e ir invirtiendo a paso en cómo vamos evolucionando.

¿Y tú cómo lo ves? ¿Has decidido ya cómo vas a hacer tu página web? ¿Haces o contratas? Por supuesto, la mejor opción será siempre la más conveniente para tí ¡Haz este test para descubrirlo!

Please follow and like us:
Facebook
Twitter
LinkedIn
0
Comments

Deja un comentario